domingo, 21 de mayo de 2017

21 días en Mayo de 2017

Han sido 21 días en los que me he vuelto a, poco a poco, sentir corredor,
21 días en los que he ido mejorando.
El mes empezó con molestias y poco a poco hemos ido corrigiendo
el origen de las mismas hasta llegar a tener sensaciones de casi normalidad.

 

21 días en los que sumamos salidas buenísimas matutinas donde
siempre primó el buen humor así como salidas de medio día con la misma raíz.

 

  


21 días en los que empecé a montar en bici de nuevo, en los que nadé,....
no con idea de volver al triatlón, sino con la de fortalecer otras partes
de mi cuerpo que protejan mi rodilla y asi poder seguir corriendo sin dolor,
que es lo que mas me apetece en el mundo.

 


21 días en los que veía Lavaredo como una amenaza sin garantías,
y en los que decidí probar la rodilla en serio, y me colgué un dorsal,
y volví a disfrutar sin dolor.
21 días en los que, a la postre decidí que voy a Lavaredo.

 


21 días en los que subí corriendo hasta donde siempre quise hacerlo cuando era niño
y nunca me atreví,.... fue en estos 21 días.

 

Presión y malas semanas en el trabajo, no todo es perfecto,... aunque prohibido quejarse,....
la felicidad y fortuna son totales en este barrio.

3 semanas, 293 kilómetros y muchos buenos momentos.... aquí el cuaderno de bitácora y agradecimiento a los que estuvieron cerca haciéndolo posible.
Y es que,.... 21 dias dan para mucho, cada minuto, cada segundo....
Seguimos en la brecha.

Buena semana.
Carpe Diem!





domingo, 7 de mayo de 2017

Mucho más que un bloqueo de rodilla.Aprendizajes.

Siempre he pretendido, ante todo ser honesto en este sitio.
Soy de naturaleza positiva, de buscar siempre el lado bueno,
de sacar energía de debajo de las piedras.
Me bloquean las malas formas, la agresividad o la negatividad.
Tengo miedo al olvido.
Soy un buscador incansable de la mejora, un escapista nato
de todo lo que me huele a "menos bueno",.... huyo hacia alante,
quizás por eso salí corriendo un día.



Y corrí muy lejos, y llegué a participar en las mejores carreras del mundo,
haciendo cosas que jamás hubiese soñado.
Y lo hice quizás, por miedo, y me alié con la pasión, el amor
al deporte, la naturaleza y la vida.



La suerte está de mi lado, jamás tuve dolor, aunque llevo años
lesionado, con una rodilla con fecha de caducidad....
Eso cambió este febrero.
Un día hizo clack y empezó a engancharse, a doler, a hincharse.

Siempre pongo cosas buenas aquí, pero no siempre todo es perfecto.
No me ha apetecido escribir estos meses, intento no escuchar mis lesiones,
dolores o lamentos, y tampoco he querido convertir esto en un muro de
lamentaciones, no es mi estilo.... sigo huyendo a mi manera, quizás por eso no he
dejado de correr casi ningún día y pese a lo arriba expuesto, he corrido 810 kilómetros
entre marzo y abril.
Sin embargo, no es justo callarse ante realidades y quería dejar aquí plasmado
que la vida no siempre es perfecta, he pasado dos meses muy jodido,
la verdad.... eso sí,.... meses en los que ni mi cuerpo ni (sobre todo) mi mente
han estado parados.... jodido pero no rendido.



He tenido el apoyo incondicional de PABLO HORNILLOS y
Pasqui Carrillo (FISADE), he leído todo lo que ha caído en mis manos
sobre traumatología articular, y hoy,...
no soy el mismo pero he aprendido muchas cosas y me veo
en disposición de medir más mis retos (hasta que encuentre una solución
definitiva al tema), sin tener que renunciar a lo que me apasiona,
reaprendiendo por tercera vez en mi vida a correr.

-He decidido ir a Lavaredo, me veo en condiciones
de intentar acabarla a otro ritmo si,... pero llevarme la experiencia
puesta.
-Es muy probable que renuncie a las 100 millas de la NDW
para recuperarme bien y plantear en noviembre una Ultra
en Aitana ya recuperado y hacer otra grande el año que viene
si puedo permitírmelo, en EEUU.
Mi idea era bajar de 22 horas para coger la mínima de la Spartathlon
2018,.... pero no es el año y prefiero recuperar bien si no estoy al 90%
tras Lavaredo.

-Voy a intercalar carrera con ciclismo, para dar algo de tregua a
la rodilla y volveré a nadar en verano para fortalecer lumbares y abdominales.

-Voy a trabajar el core, parece ser que todo viene derivado de una
debilitación del core a consecuencia de la pérdida de peso por el cambio
a mí dieta vegetariana, que me ha hecho perder grasa,... y músculo, en la
zona, lo que protege menos mi rodilla y hace que balancee y flexe más
una articulación en la que a penas tengo cartílago y está dañada.



Esto es lo que me llevo de esta experiencia,.... y quería compartirlo aquí
una vez mas, por si alguien algún día se encuentra en la misma situación
y cae por este blog.

1.- Aunque todo a tu alrededor te empuje a rendirte,... NO TE RINDAS.
      Solo tú eres dueño de tu destino, y está en tu mano buscar alternativas,
      si quieres algo, lucha,.... siempre hay un plan B, SIEMPRE.
      Reaprender es vivir.



2.- No te centres en tus problemas, busca el origen real de los mismos
      y cosecha un destino maravilloso (me duele la rodilla,.... pero el problema
      Viene del Core,.... si lo fortalezco,... atajo la raíz).

3.- Para, escucha a los que saben más que tu, se humilde y consciente de
      tus carencias y limitaciones. Eso te dará perspectiva, fortaleza y capacidad
      de mejora infinitas.

4.- Disfruta de la gente increíble que te
rodea, de su cariño,.... los momentos
"Menos buenos" son geniales para quedarte con los de verdad.... da las gracias y aprende de su generosidad.

   

5.- Céntrate en las oportunidades que se abren tras cada cosa que no sale como esperas.

Seguimos en marcha..... el movimiento riega mi espíritu.

 

Gracias por pasaros por aquí.
Sed felices.
Carpena Diem!

viernes, 5 de mayo de 2017

Una vida tranquila

Durante este tiempo he viajado mucho,
he tenido la suerte de conocer, gracias a mí trabajo,
países, culturas y ritmos diversos durante los últimos
meses.
Me he visto, nos he visto, con este ritmo frenético que nos
domina y guía, y he visto que no es la única alternativa
posible.
A menudo, pienso en mis bisabuelos, en la vida que vivieron
no hace tanto tiempo, el campo, animales, trabajar para comer
sin aditivos ni conservantes, ni patatas fritas ni donuts, sin móvil
ni localización 24 horas ni ventas diarias....
Levantarse, ir a por agua a la fuente, ir al campo, comer, volver
al campo, ir a casa, cenar y descansar.... mirando a la cara a la gente
sin distraerse con 10000 inputs condicionados y llenos de estrategias
para alimentar al monstruo consumista que respuesta he nuestra vida
(Yo el primero de la lista).

Una vida muy dura la de hace 100 años si,... pero,
quizás por lejanía y desconocimiento,
muy a menudo pienso en que no sé si
todo esto del progreso merece mucho la pena.

Miro por la ventana del AVE hoy y veo esto,.... y no se
con que tarde de viernes me quedo.



Carpe Diem!
Sed Felices.

viernes, 24 de marzo de 2017

Ultima parada Jin Jiang y Xiamen

Desde el aeropuerto de HongKong escribo esta última entrada momentos antes de emprender el regreso a España, a mí bendita rutina, a lo cotidiano.
Y para no olvidar lo vivido, dejo constancia en este ciber diario de los detalles de todo lo acontecido en estos últimos dos días.

Hemos estado en Jin Jiang, una ciudad industrial y, por mucho, la más rural y auténtica de las visitadas hasta ahora en este viaje.


Una ciudad en la que, como en toda China, contrastan los rascacielos y zonas lujosas con zonas en las que las calles ni siquiera están asfaltadas y en las que se construyen casas sobre andamios de bambú.


Aquí veo por primera vez en este viaje, ese caos que recordaba de mi viaje a Vietnam con Paula,... Un caos de motos circulando en sentido contrario, ciclistas decadentes y preciosos y circulacion salvajemente controlada en una tierra sin a penas señales de stop ni semáforos,... Regida por normas invisibles y, en el
fondo, tranquilas.


Ha sido una vez más, gente cálida y atenta y, pese a ver muy poco más allá de las oficinas y fábricas visitadas fruto de las largas jornadas laborales, me ha encantado lo que he tenido la oportunidad de ver desde el coche.


Me resultó imposible salir a correr, me lo dejo en la lista de pendientes.

Y hoy por la mañana, hemos ido a Xiamen, una isla totalmente occidentalizada, una especie de Marbella o Los Ángeles en versión oriental.
Ciudad fácil para vivir a los ojos de un europeo aunque con esa esencia que, gracias a Dios aún se filtra por alguna grieta....


Han sido unas horas de trabajo en las que sólo he visto algo desde el coche cuando hemos ido a comer a eso de las 12:30, que es cuando se come por estas latitudes.


Y después,...4 aviones más y un tren para, si Dios quiere, poder abrazar a los míos en unas 30 horas.

Han sido unos días estupendos de mucho trabajo, muchas tensiones (tengo las cervicales cogidas XXL) y muchas experiencias y vivencias que me llevo puestas.
Dar las gracias a "Ese" de ahí arriba que me regala cada paso mientras cuida de lo importante, a mi chica sobre todo y a mi familia por el soporte dado para poder llevar adelante este trabajo que, en ocasiones me exige viajar y estar largos periodos lejos de lo importante (aunque ese es otro tema).
Y gracias también a quienes os pasáis por aquí a picotear unas líneas desde estos ojos que intentan escribir aventuras y desventuras, desde mis zapas o desde donde se puede.

En breve espero volver a correr.... Que esto se nos va de madre tras 5 dias parado.... Parece que la rodilla va mejor aunque sé que no puedo demorar una resonancia para cerrar un diagnóstico definitivo y tomar una decisión importante. Sea como fuera,.... "que el fin del mundo nos pille bailando".


Carpe Diem!
Sed felices!