jueves, 20 de marzo de 2008

Dia del padre



Mi primer día del padre pasó...
y echo la vista atrás y no quiero olvidarme de nada.
El camino recorrido hasta aquí ha sido el perfecto,
perfecto porque me ha llevado a tener todo
lo que siempre deseé,... y un poquito mas.
La mujer a la que quise desde que la vi a los 16,
los mejores padres del mundo, mi abuela de cuento,
una familia ideal, unos amigos que aceptan mis cosas
y que no me pueden hacer sentir mas afortunado,...

Y ahora un niño,
un proyecto definitivo en común con la persona
que mas quiero en el mundo,
con mi día y mi noche, mi definición de dulzura.
El hijo de Paula y Pez, Jose y Paula,
Pablo, dueño de las agujas del reloj,
esa personita que hace que el tiempo se pare
cada vez que esboza una sonrisa
o balbucea un "gaaa" de los
que ya nos regala a diario.

Y sólo quiero no dejar de ser digno de tanto,
no caer en la comodidad, quizás la costumbre o,
mejor dicho, el olvido de las buenas costumbres...
granito a granito, día a día...
cuidar lo importante, cuidar a mis importantes.

Últimamente tengo la impresión de no estar cumpliendo,
de no estar a la altura,
de llegar siempre tarde,
de no llegar,
de cambiar seda por lija en algunas de mis reacciones,
de no mimar a quien lo merece todo siempre,
de olvidarme de que yo voy después,
de dar por sentadas cátedras que no lo son, porque
son tantas las cosas a hacer y tan corta esta vigilia...
que los días parecen mas cortos, al igual que mis abrazos
y mis listas de objetivos cumplidos.
Maldito reloj...cultivo sonrisas pero no siempre
tengo la cosecha que me gustaría.

Porque siento que no hay día que no quede mal con alguien
o semana en que note como alguien se aleja un pasito mas allá...
Aún no se como evitarlo, pero pienso aprender.

Pasó mi primer día del padre,
y me siento feliz por tenerlo todo
y frustrado por sentirme en deuda por tanto,
sigo buscando mi equilibrio.
Voy a seguir creciendo y mejorando para Paula y Pablo.

7 comentarios:

Juansi dijo...

Se me han puesto los pelos de punta leyendo este post...

Da gusto ver como alguien es capaz de expresarse de una manera tan fluida y sincera, sobre todo sincera.

Si hay algo que estoy aprendiendo visitando blogs de "compañeros" de fatigas (aunque solo sea en distancia virtual) es la importancia que se le debe dar a las cosas y personas realmente realmente importantes.

El correr 15 minutos más, rodar 30 km más con la bici o nadar 20 largos más no vales ni la centesima parte del valor de la sonrisa de una persona querida... y menos aun si es tu hijo o tu mujer.

Me descubro ante usted Sr Domenech... estás hecho un artista de la vida.

Un saludo desde Suiza.

trimalikos dijo...

Jose, enhorabuena por lo que tienes, porque te lo mereces de verdad y lo sabes. Espero que nos veamos pronto y a ver si veo a tu Pablete, que seguro que esta majisimo, vamos ya se le ve en la foto :-)

Un abrazo.

Chema.

Juankir dijo...

Estoy recogiendo firmas para que el Gobierno ponga los días de 30 horas... alguien me firma?

PEZ dijo...

Gracias por tus comentarios Juansi,
tus palabras hacen que uno se sienta menos bicho por pertenecer
al club de los que olvidaron la
banda del pulsómetro en casa ...
Dibujaste una sonrisa en mi cara.
Gracias y hasta pronto!

Gardagami dijo...

See here or here

Anónimo dijo...

ostiassssssssssssssssssssss

Shakadal dijo...

SECURITY CENTER: See Please Here