domingo, 30 de junio de 2013

Semana 43.La Suerte

La suerte está dentro de nosotros.
Hay cosas que pasan de manera distinta a como las planeamos pero,...
¿se puede hablar de suerte?, creo realmente que NO.
Está dentro de nosotros, se trata de bucear en busca de nuestra
mejor versión, de calmarnos cuando estamos nerviosos, o de
no pitar cuando alguien nos hace una "jugarreta" con el coche,
o de, "simplemente" proponernos hacer algo durante 30 días
seguidos, algo que cueste, que no nos guste, pero algo de lo
que nos sentamos orgullosos.

La carrera es igual, lo que algunos llaman "flow", lo que me engancha
SI existe, y puedes acceder a el TODOS los días, "sólo" hace falta
trabajar,....relaja el gesto de la cara, la pierna (aunque estés corriendo
te garantizo que se puede), afloja si estás cansado, evita el sufrimiento,
no juzgues la carrera de otro, deja pasar sensaciones menos buenas,
abrazate con fuerza a las realmente buenas, no pienses, empápate de
tu entorno, sea el que sea,...gente, urbe, historia, monte, silencio o ruido,
vive intensamente, crea tu propia "suerte", "Be water" my friend.

Puse ente vídeo hace años,....pero lo repito, porque me parece
un mensaje MUY MUY bueno,....



También os dejo un cuento desde el blog del gran Pablo Tovar:

Érase una vez un anciano labrador que tenía un viejo caballo para cultivar sus campos. 
Un día, el caballo escapó a las montañas. 
Los vecinos del anciano labrador se acercaron a su granja para condolerse con él, 
y lamentar su desgracia, y le decían: ¡Qué mala suerte que tu único caballo se ha escapado! 
A lo que el sabio anciano les replicó: ¿Mala suerte o buena suerte,  quién sabe?
 
Unos días más tarde, el caballo volvió de las montañas 
trayendo consigo una manada de caballos salvajes, 
tantos que casi no cabían en la granja. 
Entonces los vecinos acudieron a felicitar al labrador diciéndole: 
¡Qué buena suerte que tu caballo regresó y además trajo consigo un montón más! 
A lo que este les respondió: ¿Buena suerte o mala suerte, quién sabe?

Cuando el hijo del labrador intentó domar uno de aquellos caballos salvajes, 
este lo tiró al suelo y y se rompió una pierna. 
Todo el mundo consideró esto como una desgracia, por lo que fueron de nuevo
a decirle al anciano: ¡Qué mala suerte, que tu hijo se ha roto la pierna! 
A lo que el viejo labrador se limitó a decir: ¿Mala suerte o buena suerte, quién sabe?

Una semana más tarde, el país entró en guerra 
y fueron reclutados todos los jóvenes varones que se encontraban en buenas condiciones. 
Cuando vieron al hijo del labrador con la pierna rota 
obviamente lo dejaron tranquilo y se libró de ir a la guerra. 
¿Fue eso buena suerte?, ¿O fue mala suerte?… ¿¡Quién sabe!?



Cierro la semana con 89 kilómetros repartidos en 11 sesiones y un viaje
laboral de 3 días en Italia lo que complicó un poco encontrar mis momentitos
robados a la vida.
Tuve un gran fin de semana y completamos una MM La Porra
y un TIC, con calor, sensaciones MUY buenas y siempre bien acompañado.
Las piernas funcionan cada día mejor estoy motivado y con muchas
ganas.

Momento de recogida de hierbas para infusiones,...no todo es correr.
Impresionante momento,...
Amanece en Florencia.
Amanece en Florencia.
Recorrimos todo el casco antiguo, pisamos historia.
Bajo su atenta mirada, en cada rincón, en cada calle.
Y subí a ese montecito que se veía a lo lejos para ver las vistas.
El turista,...mis zapas, un pantalón y un mapa, poco mas para ser feliz.
Porra el sábado por la mañana con sorpresa,...el gran Alberto Cordero.
Y una buena improvisación,...un TIC con Félix, de esos que salen "así".
Porque no todo es correr, y no se puede correr si solo pretendes hacerlo.
Buena semana, sed Felices.

2 comentarios:

Nicolas Lopez dijo...

Qué ganeta de MMPorra...
Ya sabes.
Un fuerte abrazo

PEZ dijo...

Joder que si se,....vuelve YA