sábado, 1 de agosto de 2015

El monje que vendió su Ferrari. Citas





Simplemente quería compartir algunas citas de este libro que no están nada mal.
No me suele molar este tipo de lecturas, pero este es corto, escrito para todos y
lleno de frases buenas.
Creo que no está de más tenerlas reunidas en un escrito corto para leerlas en momentos
de "chi bajo".
Espero que os gusten.

Citas:


-Todo suceso tiene un porqué y toda adversidad nos enseña una lección. Nunca lamentes tu pasado, acéptalo como maestro que es.

-Cuando el alumno está listo, aparecen los maestros.

-Tu pareces estar lleno de ideas propias. ¿Cómo van a entrar mas
si no vacías primero tu taza?

-Quizá no podamos controlar el tiempo atmosférico, el tráfico o el humor
de quienes nos rodean, pero ten por seguro que podemos controlar nuestra actitud hacia esos hechos.

-Empieza a vivir de tu imaginación, no de tus recuerdos.

-Decir que no tienes tiempo para mejorar tus pensamientos, es como decir que
no tienes tiempo para echar gasolina al coche porque estás demasiado ocupado conduciendo.

-Un día sin risa o un día sin amor es un día sin vida.

-Lo que está detrás y lo que está delante de ti no es nada comparado con lo que
está dentro de ti.

-Una vez conquistas tus miedos, conquistas tu vida.

-No reimos porque seamos felices, somos felices porque reimos.

-Aprende a decir NO.Tener el valor de decir no a las pequeñas cosas de la vida
te dará fuerza para decir si a las grandes cosas.

-No seas prisionero de tu pasado. Conviértete en el arquitecto de tu futuro. Se valiente y no pongas límites a tu imaginación.

-Buscar algo que te plantea un verdadero reto es la ruta ms segura para la satisfacción personal.
Pero la auténtica clave a recordar es que la felicidad es un viaje, no un destino.
Vive hoy, pues ya no habrá otro día igual que este y disfruta de los momentos que cada día te ofrece, porque hoy es lo único que tienes.

Carpe Diem.
Sed felices.

2 comentarios:

ramonet dijo...

Pues tiene un par de ellas buenísimas, como la primera. Gracias por la aportación

Jose Manuel Domenech dijo...

Un placer Ramonet.