jueves, 19 de septiembre de 2013

UTMB.Crónica Parte IV

Salgo así, emocionado de Champex-Lac, pilas cargadas, motivado y pensando en
cómo reaccionará mi cuerpo ante lo desconocido,…he entrenado varias noches sin dormir,
pero nunca he entrenado dos noches seguidas sin dormir.

De inicio, las sensaciones son estupendas, anochece y estoy trotando junto a un lago precioso,
mis compañeros de aventura me miran,…andan con la mirada perdida, la carrera se ha convertido en
una especie de desfile de Zombies y todo lo que se salga un poco del estándar, llama la atención.

Inicialmente me planteo trotar 3 o 4 minutos pero cada vez me encuentro mejor,
voy pasando a muchísima gente y me voy animando y viniendo arriba por momentos.
Mi mente dice que pare, que aún falta un maratón,…mi cuerpo está vivo, despierto,
agotado, y me pide que corra, que siga corriendo,….y se hace de noche y veo un grupo
de frontales, y lo cojo, y lo rebaso, y después veo otro grupo y lo cojo y lo rebaso y
me vengo aún mas arriba, y llevo a los pies de la subida de Bovine, y empiezo a marchar
muy fuerte, y cruzo ríos y subo pendientes muy empinadas, y disfruto como un auténtico
energúmeno, y llego arriba… pese a la altura y la noche estoy en mi mejor momento
de toda la carrera y me tiro a tumba abierta hacia abajo, hacía mucho tiempo que no disfrutaba
tanto corriendo,…tanto tanto,…el día correcto a la hora correcta que suerte,….

Bovine, 132.65 kilómetros en 29:35, puesto 792
Y tras 6 kilómetros,….clack!,….me empiezo a notar una molestia que en muy poco tiempo se
convierte en dolor, primero en la rótula derecha y luego en la izquierda (para compensar imagino).

Es un dolor nuevo,…en ese momento no se si será grave o una simple contractura o que...
llego corriendo y algo preocupado al avituallamiento de Trient.
Tomo un ibuprofeno y me unto las dos rodillas de Feldegel esperando el milagro,...
salgo rumbo a la penúltima subida,..La Col de Catogne,....no hay respiro, sales, y te pones a
subir, subida por senda, subida larga, como todas, quizás la mas aburrida porque ya no
puedo desconectar de lo que mis rodillas transmiten,....no ubo milagro, siguen doliendo y
lejos de amainar el dolor,...cada vez es mas intenso.
 
CORTOCIRCUITO, tengo dos opciones:


a) Correr al ritmo que me piden piernas y corazón, estoy en la UTMB,
    quizás no vuelva a correr aquí (hay mucho mundo para ver), estoy perfecto
    de no ser por mis rodillas, pletórico,...pero me juego una lesión larga,....quizás un
    no acabar la carrera,.... pero tengo el sub 35 horas ahí, puedo llegar a una hora
    que ni en mis mejores pronósticos hubiese imaginado.

b) Ser conscuente,...llevo muchos años trabajando para estar en esta carrera,
    estoy en ella, hubiese firmado antes de salir acabar en 45 horas y 59 minutos
    sin dudarlo ni un solo instante,....y voy a acabar seguro si conservo y no arriesgo
    en 40 horas o menos quizás.
    Sólo me duelen las rodillas en las bajadas muy pronunciadas (el 90% de las bajadas),...
    y puedo disfrutar del resto de la carrera.

Y opté por la opción B, y empecé a andar tras coronar Catogne, y al no estar a pleno
rendimiento, empecé a tener mas sueño, y a pensar en negativo,....y no lo pasé del
todo bien en la bajada hasta Vallorcine,....¿Que hago?,...corro (porque puedo soportar
el dolor) ,....¿duermo? (porque ahora SI estoy cansado),....me convierto en uno de ellos
y soy, por unos kilómetros un Zombie mas,....he sido abducido.


Paro mil veces a ponerme crema en las rodillas, ando, paro, empiezo a pensar en
que no veo nada mas que raices y árboles,...y estoy en uno de los lugares mas bellos
de Europa,....lucha interna, debate,...y lo mas importante,....constancia y trabajo,
no bajé los brazos, no me paré por parar.....y aún flipo al ver que gané alguna posición...
iba tan dormido que ni me enteré, al revés, creí perder 10000 puestos.

Así,...llegué al último avituallamiento de la carrera.

Vallorcine, 150.22 kilómetros en 34:06, puesto 660

Comí sopa, pensé que era el último avituallamiento, y volví a pensar en positivo,
pegándole un bofetón a los malos pensamientos que luchaban por instalarse en mi.

Estoy en el UTMB, llevo toda mi vida soñando con estar en una carrera así,
sólo me quedan 19 kilómetros, una subida a mas de 2000 metros,...nada va a
arruinar mi momento,....medito un rato, dejo pasar el dolor y salgo, de nuevo
corriendo del avituallamiento...
Cojo a un grupo numeroso, les paso, vamos junto a un río, no lo veo, sólo lo oigo,
me sabe fatal, debe ser precioso,...pero voy a seguir,....ahora SI quiero llegar, acostarme,
disfrutar mi momento, visualizo el objetivo final,...y ya no puedo ni llorar, creo que no me
queda ni una lágrima dentro del cuerpo.

Como es un llano que "pica" hacia arriba puedo correr,...pero cuando el desnivel
es severo, sea subiendo o bajando,...las rodillas me hacen daño.
Finalmente llegas al pie de la Tete aux Vents, para mi, la mas dura y técnica de todas
las subidas de la carrera, larga, alta, con tres momentos de los que parece que llegas
pero tras coronar un collado aún te queda un montón y ves esos frontales allí a lo lejos,...

Pelea y debate brutales contra mi mente que ya está harta de tanto positivizar,
sale el humano, y "me cago" en el organizador,...no es necesario que nos suban aquí
tras 153 kilómetros y de noche,...para colmo, es el único trozo del UTMB en
el que echo en falta alguna baliza y,....bueno,....que si váis,...os reservéis para esta
subida.
Pero TODO CAMBIA cuando de repente, casi coronando, una estrella fugaz
surca el cielo, se pierde tras el Mont Blanc y el alba vuelve a dibujar las siluetas
del paraiso en el que me encuentro,....ahora lo entiendo,....claro que es necesario,
pero la idea es llegar aquí de día para flipar.....y a mi, por mi ritmo me ha tocado
no ver esta maravilla,....no me importa,....estoy aquí, soy feliz.



La carrera llega a ese refugio que se ve al fondo,...La Flégère,....donde puedo
tomar mi última ración de sopa, cambiar mi frontal sin pilas ya y ver como, pese a los
daños,...sigo yendo mejor que nadie de los que me cruzo en mi camino, salgo pitando ya que
la pesadumbre de mis compañeros quiere montarse en mi mochila cosa a la que no
estoy dispuesto.
Y desde aquí hasta meta,...una bajada muy vertical que no puedo correr, las rodillas me
estallan,....y la emoción contínua durante 8 kilómetros,...voy a ser finisher, puedo
bajar de 40 horas,...incluso de 39 si tengo suerte,....aunque me da igual.
Una pista negra, de repente, una senda a la izquierda que hace miles de zetas
bajando por un bosque infinito, Chamonix allí abajo, nunca llega,...y de repente,...
ahí está, y veo asfalto, y puedo bajar de 39 horas,....y lucho por ello, me pongo a correr
como un loco, son las 7 de la mañana y no hay nadie mirando el fin de carrera, triste por
un lado, emotivo, romántico y personal por otro,...fué mi llegada, mi llegada perfecta.

Y soy feliz,...y de repente veo a mi hermano,....Juanito que me está esperando cámara en mano..
.
.
.
Y LLEGO.





Me siento pleno,....MUY pleno, en paz y me acuerdo de todos.....
y mataría por ver a Paula y a mis niños y lloro (aunque no me salen las lágrimas),
y saludo a una cámara por si están ahí mirando,
Y doy las gracias a Dios, a ese que me cuida, a mi familia, a mi suerte, a mis amigos, a mis
maestros, a la vida que me ha tocado vivir,....no soy digno quizás, pero tengo la suerte de
ser consciente y poder intentarlo y,...con trabajo y una pizca de suerte, a veces, sale bien.
Si yo he podido, tu puedes, no hay límites, tu mente y tu decís hasta dónde llegar,
no escuches a nadie mas,....nadie sabe mas de ti que tu mismo.


Finisher UTMB, 168 kilómetros en 38:57, puesto 637 de 2300 participantes.

Y un par de minutos depués, rumbo hacia la recogida
de la bolsa de Courmayeur,...vi a mi ídolo desde que empecé en esto de las montaña,
y fué mi mejor medalla,....

Pez y el GRAN MARCO OLMO


Y fuí al médico y me dijo que lo raro sería que no me doliera nada,...que lo de la rodilla no
era nada grave y un podólogo vago que me dijo que me duchase (el sabía que no volvería) y no dormimos
mas que un par de horas, porque decidimos vivir Chamonix, y no volver al médico ni al podólogo
y beber cerveza sin parar, y subir a un glaciar, y planeamos, esta vez si,...dormir en el viaje de vuelta,
y vivimos y vimos cosas increibles...
Pero eso será otra entrada, otro post.
Hasta entonces....Sed felices.
Buenas noches y mil gracias por vuestro apoyo.
Si otro ha podido,....TU PUEDES.

4 comentarios:

SK_ dijo...

Que ganas tenía de leer esta entrada, y ahora las puedo leer todas seguidas.Es cierto, nadie sabe más de nosotros que nosotros mismos, pero en ocasiones alguien ve en ti algo que nadie más ha visto,y que los demás te han dicho que no existe, y entonces empiezas a creer que SI PUEDES. Tú lo viste,y yo lo veo.
un abrazo, nos vemos en la montaña...

david Silva dijo...

Muchas felicidades! Me has emocionado, yo me retiré en la CCC y gracias a tu cronica tengo claro que volveré. Sigue igual Pez.

Jerry Zamora Rojas dijo...

Muy bien hecho, muy bien hecho Pez, Felicidades...
Hace unos 6 meses me enteré que existía esta carrera y no habido día en que no me pueda sacar de la cabeza la frase 'Tengo que estar ahí'.
Espero realizar las 3 carrera y obtener los puntos para participar con suerte de la rifa.
Espero estar en salida de la UTMB dentro de 2 años, y poder vivir esa experiencia única y loca. Desde Costa Rica, saludos.

Borja dijo...

Mi más sincera enhorabuena Pez, vaya carreron y gran cronica, disfruta de la victoria, un abrazo!