jueves, 20 de agosto de 2009

Y llegas...

…a casa después de un día de oficina
con la sonrisa gris puesta y el traje de cemento.
Mil problemas no importantes que hicieron de
hoy, casi un día y medio.

Y llego, y os veo y te pido que me regales una
sonrisa….y lo compensas todo.
No se que va a ser de mi cuando seamos 4,
voy a estallar de felicidad.

Gracias!

3 comentarios:

Francisco Gazapo dijo...

nada mas cierto que lo comentado en esta entrada...esa sonrisa y 2 silabas PAPAAAAA!!! dichas desde el corazon....compensan toda la mierda del día

Juansi dijo...

:-) :-) :-)

PEZ dijo...

Paco,...y tu que lo sabes!
Juansi...SI esa es mi cara cuando le veo.