martes, 19 de enero de 2010

Nueces vs Doritos


El otro día de excursión, hablando con
Jesús le comentaba mi adicción a las patatas
fritas y lo preocupado que me tiene la misma.

Llevo 2 días en los que he cambiado los Doritos
y las Ruffles por las nueces, almendras y avellanas.

Llenan, son calóricas de rápida "combustión" y
proporcionan grasas si,...pero de "las buenas".

Aquí dejo un artículo a cerca de las nueces,
un poco largo pero os aseguro que vale la pena,...
sobre todo a los adictos a matutano.

Según un reciente estudio realizado por el Hospital Clínico de Barcelona,
las grasas de los frutos secos no engordan.
Al parecer, una de las conclusiones del estudio es que comer nueces
en ingestiones que contienen un alto contenido en grasas, limita la
capacidad que tienen éstas últimas de dañar las arterias, lo que a
largo plazo, evita las enfermedades cardiovasculares.
Aportar a nuestra dieta diaria un complemento basado en las nueces
junto con comidas poco saludables en las que predominen las grasas
saturadas limita la capacidad de las grasas dañinas de perjudicar las
arterias, ya que favorecen su elasticidad, según este estudio. A pesar
de ello, los médicos que intervinieron señalan que ello no debe llevar
a nadie a consumir comidas ricas en grasas poco saludables, simplemente
teniendo en cuenta este estudio o aportando nueces a la dieta ya que
no sería suficiente para garantizar la salubridad de la dieta.
Sin embargo, recomiendan incorporar las nueces "como ingrediente
necesario de una dieta saludable que limite las grasas saturadas".
Según los investigadores, las nueces contienen una sustancia denominada
arginina que impide el endurecimiento de las arterias y por tanto previenen
enfermedades cardiovasculares. La arginina es un aminoácido usado por
el cuerpo para producir óxido nítrico que favorece la elasticidad de las
arterias, de ahí la importancia de incorporar las nueces a la dieta diaria
puesto que el riesgo de contraer una patología cardiaca se reduce. Además,
las nueces también contienen antioxidantes y acido alfa-linolénico, un ácido
graso omega-3 de origen vegetal, que contribuyen también a una mejor
función endotelial.

En el estudio participaron 24 adultos sanos, no fumadores, con peso y

presión arterial normal, la mitad de ellos con niveles de colesterol normal
y la otra mitad, con niveles moderadamente altos. Los resultados de la
investigación muestran que tanto las nueces como el aceite de oliva ayudan
a reducir el inicio repentino de la inflamación y oxidación de las arterias.
Pero, a diferencia del aceite de oliva, añadir nueces a la comida ayuda a
preservar su elasticidad, sin importar los niveles de colesterol de los participantes.

1 comentario:

JESUS dijo...

Jeje. Veo que han hecho efecto mis palabras. De verdad que no te arrepentiras. Hay muchas alternativas sabrosas a las "chips" que tan buenas estan...