jueves, 2 de diciembre de 2010

Si se puede...

Poco a poco,..
relax,
relax,
relax,
ese es el secreto.



Entrenamiento:
Double Run
Moorning Run 11,2k en 1h05 (+400 aprox), 1,4k Barefoot.
Serra Grosa hasta el final con sensaciones
de pesadez y agonía en el momento en que
intentaba ir un pelín deprisa.
Opto por ir relajado y disfrutar.
Acabo con Barefoot, lo mejor de la sesión.


LunchTime Run 6k (+200 aprox) en 0:28.
Me he sentido fantástico todo el rato,
aunque aún siento que no estoy recuperado después
del Yeti,....
A medio día voy mucho mas deprisa sin pretenderlo,
voy disfrutando pero cuando miro la media al final
suelo quedarme flipado.
Se nota la constancia, sin duda.

5 comentarios:

antonio dieguez dijo...

UUfffff...!! Alucinante.
No se, no se....
Me parece muy jodido llegar a lo que hace este tipo...creo que me haria mucho daño.
Pero entiendo que resulte excitante explorar este tipo de cosas. Volver a lo natural desde nuestra total desnaturalizacion...
Hay que ser valiente para intentarlo.
Animo y un abrazo.

P.D. Si subes a Aitana a correr con nieve, marcate un km. barefoot; entonces seras el autentico Hombre de las Nieves

PEZ dijo...

Cuando haya nieve, lo voy a intentar...te lo garantizo.
¿Te aviso y lo ves en vivo?

Podríamos organizar una quedada nevera,...os echo de menos.

Estoy encantado con el barefoot, de verdad, no sólo eso,...me he aocstumbrado a las MT101 (voladoras de montaña) y ahora me sobrecargo cuando corro con zapas de máxima amortiguación...¿?¿?¿?

En fin, viviendo y aprendiendo,un abrazo grande grande.

David Apraiz dijo...

Hola Pez, a ver si puedo contactar contigo. Te dejo mi email: davidapraiz arroba hotmail.com

Por cierto, no sabía que tuvieramos un amigo en común, Salva Lozano!

PEZ dijo...

Hola David!
Estaré hasta el miércoles sin acceso a mi correo.
Si necesitas algo 620061287.
Ningún problema.

Un saludo!

Soy afortunado dijo...

Me apunto amigo. Ya sabes, bien en Aitana o bien un cabo integramente Barefoot. De vuelta de China y a pesar de los controladores aéreos, todavía muy zen.
Un abrazo.