domingo, 13 de marzo de 2011

Cierre de semana.Hablaría.

Hablaría de tiempos, de kilómetros, de sensaciones,
lo haría si fuese una semana mas.
Pero no lo es, no lo ha sido,
independientemente de mi,
de mi ombligo y de lo afrotunado que
soy por tener lo que tengo y hacer lo que hago.



Japón se hunde,
miles de personas lo pasan mal mientras
yo escribo desde mi cama....
Desde el viernes, mi pensamiento ha quedado eclipsado
por eso, porque tenemos muy cabreada a la tierra,
mucho (y con razón), por lo mal que lo están pasando unos
pocos que son demasiados, porque, o nos mentalizamos,
o nos ayudamos, o...o esto se va a la mierda en menos que
canta un gallo.
Y miro a mis pequeños y no se dónde los he traido,
y sólo espero que lo hagan mejor que nosotros, porque
cada generación debe ser un poquito mejor y son demasiado
maravillosos como para sufrir tanto.

Esta semana cierro así, sin números, sin estadísticas.
sin pies descalzos, ni dolores, ni material, ni diseños,
ni proyectos, ni zapas, ni nada.

Dios mío pobre gente.
La semana que viene seguro que todo ha mejorado y
lo bueno es mejor.

2 comentarios:

runner no brain dijo...

De acuerdo contigo. Muy triste lo que esta pasando.
Pero el pueblo Japones es muy grande y se recuperara pronto. Las heridas morales tardaran mas en cicatrizar.
Un abrazo y recuperate pronto.

Soy afortunado dijo...

Pez, entiendo tu sentir, pero creo que ya hacemos bastante si lo sentimos y si intentamos hacer la vida mejor a los que tenemos cerca y no tan cerca. Tú no cambies y transmíteles a tus peques tus valores. Con eso te aseguro que serán felices.